Mis imprescindibles. Un mensaje para toda la vida.
25 septiembre, 2016

La felicidad es un aula de infantil

Un día estaba sentada en mi silla observando a mis alumnos como jugaban, que es su trabajo, mientras de fondo sonaba La bicicleta, el éxito del verano. Me encantaba lo que veía y una sensación de bienestar me recorrió el cuerpo. Cuanta belleza, era como contemplar una puesta de sol y sentirte feliz por el mero hecho de estar allí, entonces pronuncie esas palabras:”la felicidad es en un aula de infantil”. Así de desnuda, de sencilla y perfecta está ahí mismo para quien quiera verla. Y me sentí genial de ser una de las afortunadas que la ve, la vive y la siente cada día. La felicidad que tantos persiguen con desasosiego…
Viene una niña y me cuenta su viaje en avión, entusiasmada, explicándome que el avión primero busca su sitio y luego sube. Su sonrisa lo dice todo, está encantada!, como yo de escucharla. Luego viene un niño para contarme lo que ha dibujado detalle a detalle, otro me pide que arregle un muñeco que ha perdido un brazo y otro para decirme que fulanito les está molestando.
La música sigue sonando, algunos canturrean, otras niñas bailan mientras juegan en el mercadito y yo me pongo en pie para ayudar a resolver el “conflicto”. Respiro, les miro y me siento feliz, es mi paraíso.